Tu risa

Sólo pretendí que te sintieras bien, aunque fuera por un momento, un diminuto instante… Ni quise perturbar tu realidad, ni quise pisar las flores que con tanto esmero habías plantado en tu jardín. Sólo anhelé llegar hasta el lugar donde te duele porque en ese sitio me duele a mí también.


Hoy, y nada más que hoy, siento que nací para soñar alegrías y para correr por esos campos donde nacen las satisfacciones, para entregar sonrisas a todo aquel que me las pida… Son gratis, oiga. ¡Última oportunidad, señoras y señores! ¡Llévense dos por el precio de una!



5 comentarios:

Turu dijo...

Eres un artista amigo mío. Porque Arte es componer belleza con palabras, música y carácter.

Ricardo Colomer dijo...

Me tomo una sonrisa ¿vale? Bueno, me llevo dos si cuestan lo mismo que nunca vienen mal. Un abrazo

Camy dijo...

Me duele no haber leído esta entrada el día 1 y así haberte podido felicitar pero ese día, ese día en el que te sentías feliz, naciste para correr y soñar por los campos, pero sólo ese día.¡Lástima haberme perdido ese día en que regalabas sonrisas..! Ese día primero de mes en que compartías el dolor ajeno porque lo tomabas como propio.

Un placer leerte y te dejo un beso Camy (El Camino)

alelo dijo...

A Turu.- Gracias otra vez.

A Ricardo.- Son todas gratis hasta fin de año. Toma las que quieras.

A Camy.- Hay algunos días más a lo largo del año que también me siento así. Y lo más gracioso es que casi no me cuesta trabajo. Gracias por venir.

Hache dijo...

Fijate que a mi hoy me sobran 1000 sonrisas ... te regalo una ;)

Publicar un comentario

 
subir