Llegará ese día…



Leer, leer, leer, vivir la vida
que otros soñaron.
Leer, leer, leer, el alma olvida
las cosas que pasaron.
Se quedan las que quedan, las ficciones,
las flores de la pluma,
las solas, las humanas creaciones,
el poso de la espuma.
Leer, leer, leer; ¿seré lectura
mañana también yo?
¿Seré mi creador, mi criatura,
seré lo que pasó?

Miguel de Unamuno


Llegará un día en el que no volveréis a ver el fondo de mi rostro reflejado en el agua de este limpio estanque de juramentos, ofrecimientos y compromisos. Llegará un momento en el que las palabras agotarán – no podría ser de otra manera - su ciclo natural en mi interior y tendré que abandonar mi casa con pena, quizás por no tener más para contar, tal vez por carecer de medios para decir... En ese instante sabré que no hay vuelta atrás, que parto para no volver, sin equipaje que me ancle y con los recuerdos que me quepan por bandera, tal cual llegué a esta orilla aquella mañana de primavera.


Ese día, si he conseguido que se hayan grabado en el corazón de quien tuvo la osadía y la paciencia de leer estelas de sentimiento, habré triunfado. Mi único deseo, la última ambición del ser humano que vive en mí ahora, es que algunas palabras buenas, acaso las mejores (si es que las hubo), permanezcan en los rincones de la memoria de aquellos emigrantes anónimos que construyeron paso a paso, sin darse cuenta, este teatro virtual de verdades a medio formar donde uno es quien no dice ser y otro fue lo que realmente pudo ser.



A Turu, con cariño, que me dio una frase para
que yo construyera sin escrúpulos otra mentira.

6 comentarios:

Camy dijo...

¿voy a añadir algo a lo escrito por Unamuno? No me atrevería. Ojalá pudiera ser yo algún día lectura.

como m considero emigrante en este teatro virtual, espero no entender bien y desear que de momento, no se agoten tus palabras. Disfruto leyéndolas, no las califico como buenas o malas, pero sí inteligentes.

un beso

alelo dijo...

A Camy.- ¿Cómo me voy a ir si no tengo a dónde ir? Ya digo, en la dedicatoria a Turu, que él me dio una frase fantástica y yo construí sin escrúpulos otra mentira.

Muchas gracias por tus palabras.

Hache dijo...

Llegar a ser lectura .. suena ambicioso, pero bien.

Con las palabras es como podremos llegar donde nos propongamos.

alelo dijo...

A Hache.- No ambiciono ser lectura... Se me fue la cabeza otra vez. Gracias por venir.

Turu dijo...

Lo siento. Soy escéptico. Por oficio y experiencia, no creo en las palabras. No permanecen, solo existen.
Recordamos citas de alguien, el nombre de quien escribió no se que, pero a la hora de la verdad somos tan merdoleros como siempre. hablamos, hablamos, pero ...
Lo que si creo es en el ejemplo. Creo en el de ciertos individuos que no se rinden, que escriben según sienten, y cuyos pasos, pequeños si quieres, me sacan los colores cuando saco el Manolito mercachifle de Mafalda, que es lo que soy en realidad. Puro peazo carne egoísta.

Ricardo Colomer dijo...

Aunque esta vez sea mentira, sabes que cuando se abandona una morada es para ocupar otra.

Un abrazo Ale

Publicar un comentario

 
subir