Tal y como no soy

Aquí estoy yo otra vez, tal y como no soy… que decía el Poeta.


No se me había olvidado que tenía un blog, es que estuve en una Procesión de Sevilla y no he conseguido volver hasta hoy. Era tan larga que iba desde Híspalis hasta la ciudad donde el destino quiso que viviera. Eso sí, era una Procesión muy especial: millones y millones de coches encerrados en una carretera nacional. Había tantos vehículos, incluso coches, camiones, “fragonetas”, autobuses y algún que otro turismo o similar, que si entraba alguno más se desbordaba la carretera.

Pero lo conseguí. He regresado. Vuelvo a la bendita rutina.

Sí, ya sé que eso me pasó el Domingo de resurrección pero… ¡qué más da! Lo importante es decir algo, aunque sea mentira.


Posdata: ¿un vehículo es igual que un coche?

2 comentarios:

rosita dijo...

Se te echaba de menos... (por decir otra mentira no pasa, jejeje, es broma)

almena dijo...

agggggg menuda "pasión"

;)

Publicar un comentario

 
subir