El “Corteinglé”.


***





Vivo en una pequeña ciudad del oeste. Y como todo lugar del oeste que se precie ha de tener pistoleros, un “cherif”, una cantina, un motel y muchos caballos. Y, por supuesto, un tren que nunca acaba de llegar.

La mía tenía muchas cantinas y ahora iban a hacer un grandísimo motel, con ruleta y todo, que iba a dar trabajo a muchísima gente del pueblo y atraería a muchos forasteros, que dejarían sin darse cuenta sus ganancias en la ciudad. Pero a lo peor no va a poder ser: los “cherifs” han echado a los caballos a unas monjitas buenas que iban a recibir un montón de millones para gastar en obras sociales en el tercer mundo o en el centro mismo de la pobreza por cambiar unos cromos con un tal Ramón Areces. ¿El motivo? Los indios. No contaban con ellos. Al dueño de la funeraria se le ocurrió decir que había unos cuantos pistoleros que iban a atracar el banco y… se armó. Los esperaron y, después de millones y millones de disparos para matar sólo a uno, los metieron en la cárcel. Mientras tanto, los indios robaron el banco y, además, se llevaron el “güisky” de la cantina.

Al final no se descubrió, porque estas cosas se descubren sólo en las películas o "telefilms", pero los indios estaban a cargo de uno de los “cherifs” y el chivato no fue el de la funeraria, sino uno de los pistoleros que se cambió de bando por una bolsa de dólares…

... o los que finalmente robaron el banco eran los pistoleros disfrazados de indios y éstos, disfrazados de pistoleros, acabaron entre rejas. Yo qué sé.

Empieza a hacer frío. Se acerca el gélido y duro invierno, pero yo no me preocupo porque hay algo que nunca cambia, que siempre es así, año con año, desde el amanecer de mi vida: ¡Ya es primavera… pero, ojo, sólo en el Corteinglé!

¿Cómo lo ves?


3 comentarios:

el usaurio amónimo dijo...

Vamos a ver. Desde que el mundo es mundo, aquí lo único que no cambia es la fecha de la navidad. Que esa sí empieza sólamente cuando lo dice EL CORTE INGLÉS. Ni primavera ni mandangas.

Y por cierto, la navidad empezó ayer que yo lo vi por la tele en un anuncio mu bonito de los que tienen "moteles con ruleta" por toda la península. Menos aquí, clarostá.


E. D.

P.D.: Ya sabes quien soy!!

el alelo dijo...

P.D.: Ya sabes quien soy!!

Sí. Eres E.D. ¿No?

Si es que era muy fácil.

extremeño en madrid dijo...

Yo prefiero el Requeté que hasta que se quemó, en su escaparate siempre fue otoño del 76

Publicar un comentario

 
subir