Los "Joyas"


Es un premio que nos damos en mi casa por estas fechas: al más guapo, al más listo, al mejor, al más trabajador, … Este año yo me he llevado sólo dos: El Joya al más mandón y el Joya al más cabezón. Menos da una piedra. Peor suerte, o mejor, según se mire, ha tenido mi chiquitín. Le han correspondido 9 hermosos Joyas, 9: al más simpático, al más revoltoso, al más madrugador (éste no es bueno, por lo menos para los padres que quieren descansar de madrugada como yo), al más pequeño, al más… ¿Absurdo? No. O sí. No sé.


El caso es que los premios que los actores han entregado estos días atrás son parecidos a los que nos entregamos cada año en mi casa. Nos han copiado, creo. Son iguales hasta en el formato: Ellos mismos se lo guisan, ellos mismos se lo comen y ellos mismos se los dan. ¡Así gana una estatua sorda de bronce cualquiera!


Pero ¿dónde está el público, juez implacable y justiciero, que todo lo ve? (Creo que en sus casas viendo la tele con media hora de retraso). ¿Dónde están los espectadores, tantas veces sufridores, de las películas españolas? (La mitad no va al cine desde que hubo una guerra y la otra mitad tampoco va, aunque dice que sí). ¿Por qué no intervienen en su concesión? (No tenemos datos). Y sobre todo ¿por qué hay que concederlos si cada vez va menos gente a ver sus películas? (No sabe, no contesta). ¿Acaso hay que mantener un “glamour”, - ¡qué palabra más hortera! -, que no tienen?


Y digo yo que si el ganador del festival de Horrorvisión, digo Eurovisión, lo elige el público, la ganadora del concurso de Miss Ex-paña es elegida también por el “púbico”, digo el público, (¿en qué estaría yo pensando?) y hasta el Presidente del Gobierno en demos gracias, digo democracia, también lo elige el público… ¿por qué los actores se dan los premios ellos solos?


Creo, intuyo, percibo que debe ser porque creen que las personas, incluso la gente y algún que otro peatón, no entienden de cine y no van a ser capaces de elegir a los mejores (Torrente tendría más estatuas que el Museo Capitolino de Roma). Pues como los que eligen los ganadores de los Goyas sean los mismos que eligen los vestidos de las actrices para la gala, estamos “apañaos". ¿Por qué se empeñarán en ponerles vestidos fluorescentes sujetos por una “tiranta” que llegan hasta los zapatos? ¿Acaso no se dan cuenta que tirando tanto de la tela hacia abajo luego se les ven la te…, digo los pechos, a casi todas?


De momento me sigo quedando con los Joyas, unos premios mucho más humildes pero más divertidos que los de la tele. Y además no hace falta vestirse de “regalo” para recogerlos.

3 comentarios:

Pompeyo dijo...

Ostin, Alelo querido, ves la gala hortera y aburrida de los saltimbanquis y bufones de cámara y luego te sueñas con bailarinas ...o viceversa: a lo cronológico me refiero.
Estás fatalito de lo tuyo, me preocupas.

rosita dijo...

di que no, que lo de las bailarinas fue muu bonito. Estuve buscando una cosina para ponerte pero como que no la encuentro. Seguiré en ello.

Anónimo dijo...

Amo a vé, que ya me está preocupando mucho. ¿Me estás diciendo que te "jamaste" tú solito este excremento rojo parsdusco? Mae mía Alelo mírate en los gallumbos que creo que tas dejao una sorpresa

Todo lo que tu quieras, pero del JJJilipoYYYas del LUPÍN, Ladrón subvencionado dónde los haya, al igual que la patochada esta de los "hoyas" estos, no has dicho nada. ¡Haber si de una vez te mojas en tu bló! que ya está empezando a oler a algo raro. O te lo digo en INGLES COYARANGO como en el mio.

JUUUUAAAAASSSSSSS

fdo.: El Trol del CONSACO

Publicar un comentario

 
subir