A los veinte de enero...




A los veinte de enero
cuando más hiela
sale un capitán fuerte
a poner bandera...






Le amarraron a un tronco
y allí le dieron
la muerte con saetas
verdugos fueron...








Salga usted Jarramplas
no tenga miedo
que cuando usted salga
todos corremos.
..








¡A la guerra, a la guerra
y al arma, al arma
Sebastián valeroso
venció batalla!

4 comentarios:

almena dijo...

Tradiciones ancestrales
¿si?

un abrazo!

Pompeyo dijo...

A mí me gustaba ésa que decía:
La mujer de Jarrampla
está dormida
y si no se levanta,
no come migas...
Y hacía los bises una voz chillona que repetía:
No come migas...

el alelo dijo...

Así es entera, Sr Pompeyo.

ALBORÁS DE JARRAMPLAS

Sebastián Valeroso
Hoy es tu día
todos te festejamos
con alegría.

A la puerta de la Iglesia
vamos ahora
a rezar una salve
a Nuestra Señora

A los veinte de enero
cuando más hiela
sale un capitán fuerte
a poner bandera

Le amarraron a un tronco
y allí le dieron
la muerte con saetas
verdugos fueron

Todo su cuerpo tiene
hecho una llaga
y una mujer piadosa
se las curaba

Ha florecido el tronco
donde te amarraban
florece con el fruto
de tus espaldas.

Una mujer piadosa
llamada Irene
le ha metido en su casa
y allí le tiene.

Sebastián se presenta
para el martirio
quedando siempre fuerte
firme y tranquilo

En los montes de Italia
dicen que hay guerra
supliquemos al Santo
que la detenga.

En esta lancherita
y en este llano
se mantiene la nieve
todo el verano.

Los verdugos le ataron
atrás las manos
y luego sus devotas
le desataron.

Los verdugos le ataron
atrás las manos
por el sólo delito
de ser cristiano.

A la puerta de la iglesia
florece un lirio
por eso pasa el Santo
tanto martirio.

A la puerta de la iglesia
venden zapatos
para el Santo Bendito
que está descalzo.

Sebastián y su hermano
forman guerrilla
con la espada en la mano
de maravilla.

Al niño que repite
qué le diremos
que este Santo Bendito
le suba al cielo.

También el mayordomo
y a todo el pueblo
dales salud y gloria
paz y consuelo.

Todo el pueblo cantando
las Alborás
le pide protección
a San Sebastián.

A la puerta de la Iglesia
venden tijeras
para Nuestra Señora
que es costurera.

Salga usted Jarramplas
no tenga miedo
que cuando usted salga
todos corremos.

La mujer de Jarramplas
está dormida
y si no se levanta
no come migas.

Sebastián y su hermano
van a aceitunas
Sebastián cogió dos
y su hermano una.

Sebastián y su hermano
van a bellotas
cuando Sebastián corre
su hermano trota.

¡A la guerra, a la guerra
y al arma, al arma
Sebastián valeroso
venció batalla!


Almena, si quieres ver esa tradición ancestral, entra ahí:

http://www.piornal.net/

José María JURADO dijo...

La última foto es poderosa, africana. Enhorabuena al autor

Saludos. JMJ

Publicar un comentario

 
subir