Mi Blog




Buena parte de lo que aquí se ha escrito ya lo había contado antes, quizás de otro modo, con otras formas, a otras personas, en otro lugar, en otra vida… El blog, mi cuaderno de campo desde hace ya…, ha ido recogiendo, poco a poco, sin sobresaltos – o con ellos, que da lo mismo -, mis pensamientos espontáneos – y los que no lo eran tanto -… propósitos, reflexiones e intenciones que en parte o en todo aquí se refugiaron, deformados de alguna manera, convenientemente estirados y exagerados o parcialmente anulados, que todo es posible en este mundo irreal donde se despachan los sueños y se venden las mentiras.


De un tiempo a esta parte mi bitácora ha sido, más que nada, un bálsamo, una forma de decir lo que quería decir o, incluso, en ocasiones, lo que no me atrevía a decir de otra manera. Incluso he llegado a escribir lo que no quería decir, pero, como siempre, esto no viene a cuento ahora. Puede parecer otra más de mis tonterías pero nunca imaginé, ni por un solo instante, que el blog me iba a servir como una herramienta fundamental para sacar mis adentros, sentimientos que no imaginaba guardaba en mi interior o partes de mi otro yo anónimo que en otras circunstancias nunca hubieran salido a la vista de los demás.


Este es mi blog. Y estoy muy contento porque tengo uno. Hoy sólo quería decir eso.


Hasta la semana que viene, si Dios y el piloto quieren.





1 comentarios:

el alelo dijo...

Ya es la semana que viene. Y Dios y el piloto han querido que volviera.

Publicar un comentario

 
subir