El “ío” y el “dao”.



Papá, hoy la profesora ha reñido a Pedrito. Le ha preguntado que dónde ha estado de vacaciones y él le ha contestado: He “ío” a la playa. Y la profe le ha corregido porque se dice con “d”.

Claro, le interrumpo yo, se dice “ido”, “He ido a la playa”, con “d” de Dinamarca.

¡No!, me dice él muy seguro. Con “d” de “dao”, de "Le he “dao” una piruleta".


4 comentarios:

PILOTE dijo...

Bien vamos por el güen Kamino

almena dijo...

jajajajajaja
pobre Pedrito... le regañana...
:)

UnaExcusa dijo...

Acabo de ver lo de "Me sorprendieron" porque siempre entro aquí por el Reader, que no tengo tiempo de más, así que las maquetaciones de los blogs ni la veo.

Y lo tienes puesto dos veces, mi texto.

Y digo yo. Con la edad que tienes, ¿qué te sorprendió?

alelo dijo...

A unaexcusa:

Ya he quitado uno… a veces los duendes de internet juegan conmigo, sin darme cuenta.

A lo otro: No tiene que ver con la edad. A veces, la frescura, la naturalidad, la forma de decir las cosas es diferente a como uno imagina. Y por eso me sorprendió. Y no, a mí nunca me lo habían contado, por lo menos no me lo habían contado así. Y me gustó.

Publicar un comentario

 
subir