¡Estás loco!


Foto: Alberto Encinas Rivera



Esta mañana la hermana encina ha posado sus viejas manos en el huerto, tu huerto, para recoger en el silencio cientos de abrazos y besos desparramados en el suelo por el paso de los tiempos. Esta mañana, en la soledad de tu recuerdo, la luz del día llegaba fácil y segura, reflejando en el limpio arroyo las caras del emotivo y esperanzador encuentro de ayer. Esta mañana comprobé que aunque las lágrimas no habían secado todavía aquel rostro – aún es pronto, lo sé -, mis recuerdos y vivencias las borraban, poco a poco. Esta mañana, cuando llegué cansado al borde mismo del desconsuelo, apacigüé mi sed con el agua que brotaba desde lo más profundo de la sierra de tus anhelos. Esta mañana dejé caer, vencido, mi cuerpo sobre el poyete del viejo refugio, desde donde pude contemplar de nuevo ese bosque tan verde y tan nuestro. Esta mañana, en aquel puente de piedra, ¿recuerdas?, vi a cientos de niños trabajando alegres bajo el sol, intentando contener para mañana ese riachuelo al que tú, con respeto, llamabas río. Esta mañana te vi sentado entre los niños del cielo y parecías muy contento. Me miraste y comprendí que aquello no se podía parar, que no hacía falta que estuvieras aquí porque nunca habías partido.


Si pienso en lo que quieres que yo haga.
Si tengo que hacer caso a tus palabras.
Si quieres que te diga lo que pienso:
Es de locos, es de locos.

Si quieres que me quite las cadenas
que me hacen sentir seguro aquí abajo.
Es como si me vaciaras la venas:
Estás loco, estás loco.

Solo te pido fuerzas para hacer de mi
debilidad un férreo vendaval.
Desde el convencimiento que tal vez
hoy todo puede ser de nuevo realidad,
que ya estás al llegar.

De todas formas sé que es necesario
andar contracorriente en esta tierra.
Y que en el fondo merece la pena
estar loco, estar loco.

6 comentarios:

Luc.Tupp.and.cool dijo...

Alelo… “…ese riachuelo al que tú, con respeto, llamabas río”. Por esas palabras y por la manera que tienes de sentir su pérdida, ya merece una mirada el que se ha ido. “Es de locos”, dices. Tal vez yo no comparta tu tipo de locura y me lleguen más adentro otros empeños “de andar a contracorriente”. Pero vaya desde aquí mi respeto hacia ese hombre. Y a tu dolor, si en algo te sirve de consuelo.

rosita dijo...

Merece la pena..

:)

Ricardo Colomer dijo...

Por esos parajes siempre caminará su alma, y tú lo sabes.

Un abrazo Ale

alelo dijo...

Gracias por los comentarios. Luc, tal vez sí compartas la locura. Si algo caracterizaba a los que estábamos de alguna manera con él es la diversidad. Daba igual el color, la edad, las creencias o la tendencia política. Para él eran más importantes las personas, por eso le rodeó siempre tanta gente. A modo de ejemplo, durante el franquismo se le ocurrió hacer un campamento mixto y cuando los que mandaban le denegaron el permiso les dijo que él no había ido a pedir permiso alguno, que sólo había ido a comunicarles que lo iba a hacer, para que lo supieran. Fue el primer campamento mixto que se hizo en España.Quien quiso coger de su persona y obra la parte religiosa lo hizo, el que optó por la revolucionaria fue libre para hacerlo, el que se quedó con sus formas y su manera de hacer las cosas también... Bajo su techo cabíamos todos.

Fue un gran hombre, siempre en contacto con la Naturaleza y por su vida pasaron más de diez mil jóvenes de toda clase y condición. Y sobre todo ayudó a muchas personas y de muchas maneras.

Camy dijo...

Es tan personal y tan hondo tus sentimientos que me cohibe un poco el dejarte comentario.
añado tan sólo ´que las personas que nos marcan de una manera tan profunda, ni nunca se van, ni nunca los olvidamos ( no hace falta señalar que todo sentimiento religioso está muy al margen de mi eescribir).
un beso

alelo dijo...

No había visto hasta ahora tu comentario Camy. Gracias por venir y dejar tu sello.

Publicar un comentario

 
subir