El "copión"

Cuando era niño, porque una vez fui niño, de eso estoy casi seguro, copiaba. Lo confieso Señoría. Copiaba todo lo que podía y todo lo que mis nervios permitían. Principalmente copiaba a mis compañeros de clase lo que escribían en sus exámenes. Menos el "empollón", que siempre había uno, todos los demás copiábamos. A veces, por poner algo, copiábamos mal, pero copiábamos. Era algo consustancial al niño: si eres niño eres un copión (copiota, creo, le llaman ahora). Pero crecí. Ahora soy mayor y procuro, dentro de los límites que me marca el señor que vive dentro de mí, ser original. Procuro escribir lo que pienso después de pensar lo que escribo. Incluso al revés. Hice un blog para hablar conmigo mismo. Si a los demás, los pocos que lo leen, lo que escribo les vale, mejor. Pero nunca pensé en hacer un blog para inspirar a los idiotas. Eso lo tengo claro.

Todo esto viene a cuento porque estando de vacaciones en una soleada playa del Sur de España, compré un periódico de los que se editan en mi Comunidad Autónoma (todavía no somos Nación) –nos los llevan al lugar de vacaciones para recordarnos quiénes somos -. Ojeando y hojeando el ejemplar, de repente me sobresalté: un señor, por llamarlo de alguna manera, profesor de historia contemporánea o algo así, había copiado lo que yo había escrito en mi blog. Había copiado fragmentos enteros de un texto y los había deformado a su conveniencia. Transformó mi humilde memoria poética en memoria partidista y política. Sin mi permiso. Sin cita alguna. Sin cortarse un pelo. ¡Sinvergüenza!

Pregunté a gente que entiende de esto, por suerte en nuestro país siempre encuentras a alguien "que lo había visto venir" o que sabe "qué es lo que te está pasando" o simplemente se lo inventa, y me dijeron que es habitual. Que un porcentaje muy alto de lo que se inserta en los periódicos se extrae por sus autores de la blogosfera. Se inspiran en los blogs, en lo que decimos los demás. ¡Joder!, pues eso será normal pero a mí no me había pasado nunca y me llevé un susto de tres pares de… hasta que caí en la cuenta que el idiota había copiado lo que yo había escrito: por unos instantes pensé que había escrito un artículo en el periódico y no me acordaba…

Ya sé que esto no sirve para nada, ni lo pretendo. Me apetecía contarlo y decirle al idiota, si es que se vuelve a asomar por aquí, lo que le hubiera dicho a mi compañero de pupitre si le pillo en el momento de transcribir mi examen al suyo: ¡Copión, que eres un copión! ¡A que se lo digo al profesor!

9 comentarios:

Anónimo dijo...

eso es falso!

el alelo dijo...

¿Tan falso como tú?

Si no fuera verdad no responderías.

¡Copión, que eres un copión!

Ia dijo...

Me parece una vergüenza.
Y denunciable.
Existen herramientas para hacerlo.

Y también existe, aleloquerido, algo llamado copylefts perfecto para los blogs que defiende los todos los derechos haciendo las concesiones, no comerciales, que el propietario del original desée. Mira aquí, en la página de Creative Commons Attribution: http://creativecommons.org/licenses/by-nc/2.5/.

Son licencias exclusivas para obras originales publicadas en Internet y tienen una larga experiencia en defensa de los usuarios frente a los PLAGIOS, los COPIONES y más animales de parecida ralea.

............en fin...... que una vez está el COPIOTA aquí, de cuerpo presente... te recomendaría dos cosas:

La primera: que te lo tomes como un gesto de devoción y admiración absoluta (de alguien sin modales y sin honradez) y,

La segunda: que pongas un contador con estadísticas y así podrás ver las I.Ps. que se conectan y llegado el caso, incrustarle una demanda al COPIOTA en plena frente. (Es cansino y aburrido, sí.... pero efectivo y aleccionador para el resto del gremio).

Y ya.

Un beeeeeeeeeeeeeso.

ia

José María JURADO dijo...

Alelo, ¿qué fue lo copiado?

EL LECTOR

Pompeyo dijo...

La segunda: que pongas un contador con estadísticas y así podrás ver las I.Ps. que se conectan y llegado el caso, incrustarle una demanda al COPIOTA en plena frente. (Es cansino y aburrido, sí.... pero efectivo y aleccionador para el resto del gremio).
Lo tiene ia, querida, lo tiene. Otrosí, me temo que Alelo dimita en un santiamén de tamaño trabajo de investigación y pesquisa: Es un tío elegante donde los haya llegado el caso del tarambanas copiador.

Ia dijo...

La elegancia no está reñida con la firme defensa de los derechos de autor, Pompeyo. Eso opino, con todo respeto a tu afirmación, claro.
Empiezan a existir normas, que antes eran no-dichas pero asumidas, y ahora se aceptan y oficializan sobre el derecho de atribución del autor de cualquier obra (pintura, fotografía, literatura, opinión, etc....) que publica en la Red. Si existe la posibilidad de difusión (no comercial; porque ésto no es un río libre lleno de peces que el primero que llega pueda "robar"; sino un coto con reglas) también existe la justa OBLIGACIÓN de atribuir, de referir y enlazar la autoría.

Hay una sección de la Guardia Civil especializada en asuntos de Internet: piratería, trolls, fraudes, plagios... como también empiezan a existir boyantes despachos de abogados centrados en estos asuntos.

Los que se aprovechan, defraudan, piratean o ROBAN lo publicado en la Red NO QUEDAN IMPUNES, y deberían estar avisados.

Quizá, Pompeyo, podríamos ampliar el "elegante" y empezar a llamar al dueño de este blog: Alelo I, el Magnánimo. (jejejejeje)

..............y por si os sirve -porque es útil y divertido- os dejo una dirección (entretenida e inmediata) para saber si alguien os plagia virtualmente, cómo, dónde y cuándo: http://copyscape.com Que también tiene alegres herramientas de defensa contra el latrocinio virtuintelectual. Amén (Jesús)

Hale.


ia ;-))

PILO dijo...

De que leñes hablais que no me entero. Alelo ¿cuácosa es eso de COPIOTA?

si es que...

Fran Pan dijo...

Triste vida la del copión, o copiota, soporta la impotencia de no poder y querer, sin darse cuenta que sólo quiere la parte más tonta, el parte del laurel.

Fran Pan dijo...

Perdón quise decir "la parte del Laurel", es que no se si esto se puede editar.

Abrazos a todos

Publicar un comentario

 
subir