LIBERIA


Liberia, capital Monrovia. Eso es todo lo que yo sabía de ese trozo de África. Hasta hoy. De un tiempo a esta parte mi cabeza no para de preguntarme: ¿Qué hay en Liberia? ¿Por qué se va alguien allí a pasar un mes de su vida? ¿Por qué deja mujer e hijos y se atreve a ir a uno de los lugares más pobres del mundo? ¿Acaso no le satisface su vida occidental? ¿Qué es lo que busca? ¿Cuál es su compromiso?
-
Hablé con el Señor Gugel para que me explicara. Y atento y preparado, como siempre, me sacó de alguna de mis dudas. Me dijo que Liberia significa libertad y que el país fue fundado para que vivieran allí esclavos estadounidenses de raza negra que la acababan de recobrar. Que su capital debe su nombre al Presidente norteamericano Monroe. Que ha habido guerras, muchas y crueles como ninguna, a machetazos, entre hermanos hasta hace muy poco. Que sacaron de sus hogares, si los tenían, a cientos de miles de personas y devastaron su economía, si es que la tenían también. Que un antiguo futbolista del Milan, que no Milán, se presentó a Presidente del país y quedó segundo. La primera fue una mujer llamada Ellen Johnson-Sirleaf. ¿Una mujer gobernando un país africano? No es la primera, pero no es usual (que una mujer gobierne un país es un síntoma claro de desarrollo). Que el hierro y caucho eran y son su principal fuente de ingresos. Y que según el Índice de Desarrollo Humano (I.D.H.) que utilizan los organismos internacionales como parámetro de síntesis del nivel de vida, no está entre los veinte países más pobres del mundo o, lo que puede ser lo mismo, que hay veinte países más pobres que ellos. No es un consuelo, porque se calcula que un 80% de los liberianos sobrevive con menos de un dólar al día y la tasa de mortalidad infantil es la quinta más alta del mundo, teniendo también una de las mayores, que no para de crecer, de VIH (sida) del planeta. Osea, que son extremadamente pobres. Extremadamente. Pobres y enfermos. ¿Y esa es la tierra de la libertad?
-
Y un amigo se va allí. Dice que va arreglar un generador eléctrico, instalar unas placas solares y preparar una red de ordenadores,… pero yo creo que eso es sólo una excusa para ver la pobreza de cerca; una excusa para sentir otros sentimientos; una excusa para comprobar si lo que hace aquí es verdad; una excusa para tener otra experiencia que "justifique" su vida durante un tiempo; una excusa para ser mejor; una excusa, en definitiva, para sentirse de nuevo útil; una excusa, ya lo estoy imaginando, para entrar en el país cantando un desconsolado espiritual en la tierra de los esclavos libres, un canto simple, improvisado, desesperado, un canto de esperanza en la tierra del dolor:
-
Oh, Libertad
Oh Libertad
¡Libertad sobre mí!
Y antes he sido un esclavo.
Me enterrarán en mi sepulcro
e iré a casa a mi señor y seré libre.
No más llantos
No más llantos
¡No más llantos sobre mí!
Y antes…
Allí cantaré…
Allí gritaré…
Allí rogaré…
Oh, Freedom
Oh, freedom
Oh freedom over me.

5 comentarios:

PILO dijo...

Vamos a ver Alelo, SE VA PORQUE LE SALE DE LOS MISMÍSIMOS ¿NO?

Pompeyo dijo...

GRACIAS Alelo. Emotivo. Un abrazo y nos vemos a la vuelta, aunque nos seguiremos "viendo" desde allí si las máquinas no fallan.

el alelo dijo...

No hay de qué. Es la verdad. Acuérdate de lo que te dije: Cuando vayas a entrar en el avión, aunque vaya perfectamente uniformado, si el piloto lleva un hueso atravesado en la nariz ¡NO MONTES! Puedes ir en otra ocasión.





Pilo: estás nominado para abandonar la bobosfera.

José María JURADO dijo...

Pues yo creo que se va por Justicia, Paz y Amor, y tengo envidia de su coraje y de su Justicia Paz y Amor.

EL LECTOR

PILO dijo...

Sr. Pompeyo adios y tenga usté cuidado con aquel que no tenga hueso porque ese ya se lo ha comido.

Por cierto si ves una olla de más de tres por tres (metros) sal corriendo de alli, que allì no hacen distinciones a la hora de avituallarse y por supuesto si ves en las copas algo parecido al vino cerciorate antes de que tiene denominación de origen, que lo mismo te conviertes en vampiro.

Adios y buen viaje

Publicar un comentario

 
subir