¿Quién mató a Lorca?: Fuenteovejunita




¡Surtidores de los sueños
sin aguas
y sin fuentes!
Se ven con el rabillo
del ojo nunca frente
a frente.
Como todas las cosas
ideales, se mecen
en las márgenes puras
de la Muerte."



En el barranco de Víznar todavía se oye - ¡Oh pena de los gitanos! Pena limpia y siempre sola - el eco de un grito, instantes antes de apretar el gatillo de un fusil robado a la envidia contra el lugar donde la espalda pierde su honroso nombre: ¡Por maricón!



Estoy leyendo, me tiene absorbido, el último testamento del siempre conflictivo Sánchez Dragó. Muertes Paralelas, se llama. Se atreve a comparar y a poner en el mismo plano las muertes de personajes tan dispares y antagónicos como Lorca, Jose Antonio Primo de Rivera, Buenaventura Durruti, Muñoz Seca, Ramiro de Maeztu y su propio padre, periodista asesinado –primero por los rojos y después por los azules (ver libro) - un mes antes de que él viniera al mundo.



Pero lo más interesante, exclusivamente para mí, de lo que escribe y reescribre es la descripción que hace de España - la de antes, la de ahora y la de siempre –, su cainismo y sobretodo su envidia con mayúsculas mayestáticas, siempre por encima de las propias ideas políticas. Hace suya una frase de Don José Ortega y Gasset – él le tutea, yo no me atrevo - “Ser de izquierdas como ser de derechas es una más de las estupideces del ser humano” y termina el prólogo con otra lapidaria: “Lamento profundamente haber nacido español”.



Viene a decir que da igual quién ganara la guerra (en el sentido de que los otros habrían hecho lo mismo si hubieran vencido), que por encima de las ideas, los españoles somos – éramos y seremos - profundamente envidiosos y que la mayor parte de las muertes producidas en ambos bandos se debieron a ella, nunca a la posición política del ajusticiado: se aprovechó el hecho político para ajusticiar al rival económico o similar. Y así cientos de veces. Y así en los dos bandos.



Y digo todo esto por la polémica surgida sobre el asesinato del insigne Federico. Al que siempre pensé - Y a la mitad del camino, bajo las ramas de un olmo, guardia civil caminera lo llevó codo con codo - asesinaron por sus ideas políticas. Ahora, una nueva investigación, revela y rebela que lo asesinaron por envidia, por escribir magistralmente “La casa de Bernarda Alba” en la que, al parecer, describía de manera ruin a la familia del que le asesinó, del que le pegó un tiro por la espalda - porque te has muerto para siempre, como todos los muertos de la Tierra, como todos los muertos que se olvidan en un montón de perros apagados - en el barranco de Víznar por “maricón”.



Si fuéramos capaces de comprender que la envidia es asesina por naturaleza - tanta envidia y odio, que ni un Duende pudo salvarse, dice el poeta (Antonio Machado) a propósito del magnicidio del poeta -, que antes, mucho antes, infinitamente antes, que las ideas políticas están las personas –piensen como piensen, sean lo que sean, estén donde estén- nos iría mejor. Diría más: Nos iría bien.



¿Quién mató al Comendador? Fuenteovejuna, Señor.


4 comentarios:

el alelo dijo...

"El 70 aniversario de la muerte del poeta está marcado por un documental que muestra nuevos datos sobre las motivaciones de la ejecución de Lorca, asesinado cerca del pueblo de Víznar junto a un maestro de escuela, Dioscoro Galindo, y dos banderilleros anarquistas, Francisco Galadi y Joaquín Arcollas.

La identidad del asesino del poeta republicano y homosexual es conocida, simplemente por el hecho de que él mismo, Juan Luis Trescastro, alardeó hasta su muerte de haber culminado el asunto disparándole "dos tiros en el culo, por maricón".

Un documental se estrenará en septiembre (de 2006) en España, realizado por Emilio Ruíz Barrachina. El investigador Miguel Francisco Caballero asegura en esa cinta, titulada 'Lorca, el mar deja de moverse' por uno de los versos del poeta, que Trescastro podría haber sido "la mano ejecutora de los Roldán", una de las tres grandes familias de terratenientes de la Vega de Granada, junto con los García Rodríguez (padre de Lorca) y los Alba.

Oscuras disputas entre estas familias, asociadas en múltiples negocios y propiedades, estarían detrás del asesinato, "disfrazado con el tema de la política pero fueron rencillas personales sobre todo", sostiene Caballero.

Los odios entre familias se habrían desbordado tras la publicación de 'La casa de Bernarda Alba', en 1936 y que es una cruel "radiografia de los Alba, parientes de los Roldán". Esta obra de teatro es una "venganza personal (del escritor) por muchos años de pleitos" y "tiene mucho que ver con su muerte", dice Barranchina."

José María JURADO dijo...

Lo mataron:

-Por proteger a Los Rosales hijo
-Por las envidias de la Vega.
-Por Republicano
-Por Poeta
-Por Homosexual
-Por cuñado del Alcalde de Granada asesinado una semana antes.
-Por los romances de la Guardia Civil
-Por la Envidia
...
-Por orden de Queipo de LLano y para oprobio del régimen.


18 de Agosto
Detención y asesinato de Federico García Lorca

Granada despertaba cada amanecer con el brillo ponzoñoso de las sales de plata, las calles sembradas de radiografías, la Alhambra como un armazón de huesos desajustado, como un monstruo cretácico de respiración asistida. En las cumbres de Sierra Nevada había ceniza negra y la sangre de los banderilleros salpicaba la faz cuadrada y amarilla de la Virgen de las Angustias, desencajada como la cáscara de un huevo roto. Por el barranco de Víznar retumbaron las voces de mando de los pistoleros empujando a los prisioneros entre los olivares. Las descargas sonaron secas y lacónicas: los cuerpos cayeron al suelo como fardos pesados hartos de pisar la tierra. Así arrancaron las cuerdas del piano, pero la voz del Poeta permanece, a pesar del cantautor y del político, a pesar del idiota con traje de lunares, en el ámbito inmenso del idioma, en el seno traspasado de Santa Rosa dormida.

EL LECTOR DE ALMANAQUES

El crimen fue en Granada

I

EL CRIMEN
Se le vio, caminando entre fusiles,
por una calle larga,
salir al campo frío,
aún con estrellas, de la madrugada.
Mataron a Federico
cuando la luz asomaba.
El pelotón de verdugos
no osó mirarle la cara.
Todos cerraron los ojos;
rezaron: ¡ni Dios te salva!
Muerto cayó Federico.
-sangre en la frente y plomo en las entrañas-.
...Que fue en Granada el crimen
sabed -¡pobre Granada!-, en su Granada...
II

EL POETA Y LA MUERTE
Se le vio caminar solo con Ella,
sin miedo a su guadaña.
Ya el sol en torre y torre; los martillos
en yunque - yunque y yunque de las fraguas.
Hablaba Federico,
requebrando a la muerte. Ella escuchaba.
"Porque ayer en mi verso, compañera,
sonaba el golpe de tus secas palmas,
y diste el hielo a mi cantar, y el filo
a mi tragedia de tu hoz de plata,
te cantaré la carne que no tienes,
los ojos que te faltan,
tus cabellos que el viento sacudía,
los rojos labios donde te besaban...
Hoy como ayer, gitana, muerte mía,
qué bien contigo a solas,
por estos aires de Granada, ¡mi Granada!"
III

Se le vio caminar..
Labrad, amigos,
de piedra y sueño, en el Alhambra,
un túmulo al poeta,
sobre una fuente donde llore el agua,
y eternamente diga:
el crimen fue en Granada, ¡en su Granada!



Antonio Machado

BALADA DEL QUE NUNCA FUE A GRANADA
.
¡Qué lejos por mares, campos y montañas!
Ya otros soles miran mi cabeza cana. Nunca fui a Granada.
Mi cabeza cana, los años perdidos.
Quiero hallar los viejos, borrados caminos.
Nunca vi Granada.
.
Dadle un ramo verde de luz a mi mano.
Una rienda corta y un galope largo.
Nunca entré en Granada.
¿Qué gente enemiga puebla sus adarves?
¿Quién los claros ecos libres de sus aires?
Nunca fui a Granada.
.
¿Quién hoy sus jardines aprisiona y pone
cadenas al habla de sus surtidores?
Nunca vi Granada.
.
Venid los que nunca fuisteis a Granada.
Hay sangre caída, sangre que me llama.
Nunca entré en Granada.
.
Hay sangre caída del mejor hermano.
Sangre por los mirtos y aguas de los patios.
Nunca fui a Granada.
.
Del mejor amigo, por los arrayanes.
Sangre por el Darro, por el Genil sangre.
Nunca vi Granada.
.
Si altas son las torres, el valor es alto.
Venid por montañas, por mares y campos.
Entraré en Granada.

r. Alberti

PILO dijo...

y a este ke le pasó dices?

Anónimo dijo...

EL ASESINATO DE FEDERICO GARCIA LORCA FUE UN CRIMEN HORRIBLE ESO A NADIE LE CABE DUDA PERO TAMPOCO HEMOS DE OLVIDAR QUE EL OTRO BANDO ASESINÓ A PERSONAS CUYO UNICO DELITO ERA PROFESAR IDEAS POLÍTICAS CONTRARIAS A LAS IMPERANTES EN DICHO BANDO. EL ASESINATO DE JOSE CALVO SOTELO O JOSE ANTONIO PRIMO DE RIVERA POR PARTE DEL ESTADO REPUBLICANO TAMBIEN FUERON CRIMENES TAN HORRENDOS COMO EL PRIMERO. PARA EVITAR LLEGAR DE NUEVO A ESTE ESTADO DE COSAS ES NECESARIO OLVIDAR DE UNA VEZ POR TODAS TODAS ESAS TROPELÍAS Y SOBRE TODO NO CAER EN RADICALISMOS QUE NO CONDUCEN MÁS QUE A ESTAS COSAS.
UN SALUDO

Publicar un comentario

 
subir