Mi hermano en papel



Un hilo de esperanza recorre los vacíos de mi memoria, la de mi juventud perdida entre los años. Palabras nuevas impresas en un viejo papel me recuerdan que hoy vuelve a ser ayer, como casi siempre. Un papel hermano de mi pasado se reedita con aires nuevos en el último intento por conquistar corazones enquistados por las rutinas de esas vidas adultas, miserables tal vez. Palabras que vuelan de mano en mano, recogidas con cariño y esmero con la sana intención de perpetuar una figura delgada, frágil, delicada… Ahí están de nuevo los que siempre pensaron y fueron capaces de plasmar sus sentimientos u opiniones con un simple lápiz y en blanco papel, inmaculado… Y espero – deseo - que sea un verdadero empujón, un echarse al monte de verdad, un gesto sin galerías, una forma de llegar al que no está pero estuvo, al que está y entonces no pudo, al que eternamente estará colgado de nuestros interiores. Hoy, como ayer quizás, el esfuerzo melancólico de unos pocos se torna alegría en la colina del loco. Y estoy contento, y él también. Estoy seguro.


Gracias a los que lo hicieron posible.

3 comentarios:

it dijo...

Y yo.
Porque aunque no sé nada....me empapo de la emoción que te leo.
Y me voy respetuosa a dejarte entre los tuyos. Contenta.

alelo dijo...

Muchas gracias it. Es un periódico de mi juventud que ahora, después de diez años, se ha vuelto a editar.

Un beso.

it dijo...

Lo vi después, Aleliño.
Seguí los hilos invisibles... y encontré ese lugar del recuerdo, el buen curilla, muchas fotos de los que fueron niños alguna vez y un recorte de prensa, dando a conocer la épica empresa de reedición.

Esas son las cosas que valen la pena. Las que van contracorriente.
Las que se lucha por ellas, porque hicieron bien y fueron buenas.

Enhorabuena, desde luego, desde lo más hondo del cariño que con toda la virtuvirtualidad me une a tí.
Bkssssss

Publicar un comentario

 
subir