Verso, libre…




Traigo el cuerpo aterido…
Vengo de ver poesía pura,
de sentir cómo tiritan los campos en mi invierno,
cómo cala de vida la escarcha en la mañana,
cómo las flores esperan su momento, agazapadas…


Traigo el cuerpo baldío…
Vengo de correr campos estériles
porque el frío fundió la tierra en sus entrañas.
No pude ver ni un solo pájaro que cantara
como cantan cuando de sol se acompañan.


Traigo el cuerpo contento…
Vengo de vivir la primavera,
la que pronto vendrá entre flores abotonada.
Y siento que la hermosa encina en la enjarada
se prepara, se anticipa a vestir su mejor gala.


Traigo el cuerpo despierto…
Vengo de ver cómo la vida
amanece en mí ser cada jornada.
Traigo anticipos de gloria para el campo,
primaveras futuras recién coloreadas.




No sé por qué, tampoco importa… pero a veces el señor que vive dentro de mí, el que me hace escribir, me dicta estas cosas…

10 comentarios:

Ricardo Hernández dijo...

Joder Alelo, y que el que vive dentro de mi tiene que estar todo el día: Venga, la T con la e, Te.

Precioso, sin más. No tengo palabras.

Un saludo, voy a ver si sigo: la P con la A, Pa...

rosita dijo...

hazle más caso al señor de dentro

es un placer escucharle cada vez que habla

José María JURADO dijo...

El señor de dentro a ver si sale ya del armario, con la jara, la encina y el Monfragüe entero.

Muy bonito alelo, hasta mañana corazones.

Pompeyo dijo...

Oye, Alelo querido ¿Puedo ya?

Pompeyo dijo...

A ver, Alelo querido, que no me das la alternativa y me la tengo que tomar yo solo. Pregunto a Jur, como docto en la materia, y a ti como autor de lo que sea esto (verso-coma-libre): Si Garcilaso y mi idolatrado Quevedo quemaban sus neuronas contando sílabas, encajando rimas en sus endecasílabos, repartiendo cesuras entre sus hemistiquios, alterando yámbicos y trocaicos y jugueteando con los prosódicos, ¿qué coños es esto del verso libre que, por libre, deja de ser verso para convertirse en prosa musical encabalgada?
Sí, sí, ya sé que a partir de no sé cuándo todo el verso es libre, pero a mí me sacas de aquello de:

En tanto que de rosa y de azucena
se muestra la color en vuestro gesto,
y que vuestro mirar ardiente, honesto,
con clara luz la tempestad serena…

y lo demás me parece un timo.
Cartesiano, de ciencias e irredento ignorante literario que es uno, pero ¿no será que estos nuevos poetas son demasiado de letras y no saben contar?
El verso-coma-libre muy bonito, una mariconá muy bonita, para no desentonar con el resto de contertulios, lo único que no pillo es eso de que el frío funde la tierra y tal y tal, que es que como soy de ciencias nucleares, ya te digo yo que eso de la fusión fría es otra cosa, y que para fundir, en mi pueblo de ciencias, lo que hace falta es calorcito por arrobas.

alelo dijo...

Pompeyo, ¿te has visto ya lo tuyo? Que te veo "mu malito".

Pompeyo dijo...

Lo estoy dejando, Alelo querido, lo estoy dejando.

Luc, Tupp and Cool dijo...

¡Ya me gustaría a mí vivir esa primavera cacereña a tope!

En Cordura, todo despierta más tarde. Eso, si no viene una helada tardía y lo deja todo tieso.

Gracias, por haber compartido este avance con nosotros. :)

alelo dijo...

Familia de esta tierra que nos funde en la luz,
los más oscuros muertos pugnan por levantarse,
fundirse con nosotros y salvar la primera
madre.

Miguel Hernández

Que, al fundir el corazón
en el alma popular,
lo que se pierde de nombre
se gana de eternidad.

Manuel Machado


…en como la noche ciega que me acerca su rostro;
ven como los dos labios marcados por el rojo,
por esa línea larga que funde los metales.

Aleixandre

Como decía el maestro: El poeta se funde con el pueblo y se convierte en su voz.

Pompeyo… no te con-fundas, que para eso ya estoy yo.

Yo también te quiero.

Pompeyo dijo...

Ah, vale, ahora ya me queda claro lo de la fusión fría en la poesía contemporánea del verso libre y su... eso, eso que estás pensando, Alelo querido.

Que usted lo funda, lo confunda, lo disfunda bien.

Publicar un comentario

 
subir